in

Otro equipo de la MLB en 1951 hizo trampa al igual que Astros, pero con un telescopio

Los Astros de Houston se encuentran en el ojo del huracán debido a las acusaciones del robo de señas al usar un sistema de cámara en los Playoffs de MLB 2017, evocaron recuerdos dolorosos que aún hieren a los fanáticos del béisbol casi 70 años después.

Sin embargo los Astros no son los únicos en robar la señas ya que existe otro equipo de la MLB.

Empatados 7.5 juegos detrás de los Brooklyn Dodgers después de la derrota del 18 de julio de 1951, el mánager de los Gigantes de Nueva York, Leo Durocher, buscó alguna ventaja para superar a su rival de la ciudad. Encontró ayuda de las fuentes más improbables: un electricista gravemente enfermo y algunas copias de seguridad poco utilizadas.

Había 14 ventanas que corrían a lo largo de la base de la casa club. Les dijo a los jugadores que detrás de uno de ellos, iba a estacionar a un espía que vería la señal del receptor con un telescopio. El espía luego presionaría un botón que, a través de un cable de timbre que corría desde el centro del campo hasta el bullpen gigante en el centro del jardín derecho, informaría a un jugador de respaldo en el bullpen del campo. A su vez, enviaría una señal de mano al bateador.

El Polo Grounds era el único parque de la liga que tenía bullpens en territorio justo (bueno), por lo que todo lo que el bateador tenía que hacer era mirar hacia el jardín central derecho para obtener la señal. Entonces, robar las señales fue un proceso de tres partes: espiar la señal del cátcher, presionar el botón, retransmitir el letrero, y comenzó al día siguiente, el 20 de julio de 1951″.

Las manos astutas del electricista de los Gigantes, Abe Chadwick, pusieron el trabajo técnico, elaborando el infame sistema de señales de timbre a instancias de Durocher. Lamentablemente, también fue uno de sus actos finales para el equipo. Poco después de armarlo, Chadwick descubrió que tenía cáncer inoperable. Observó desde el hospital durante el resto de la temporada cómo los bateadores de los Gigantes maltrataban los lanzamientos de la Liga Nacional.

Franks escribió en The Golden Era of Major League Baseball:

Cuando recientemente adquirió el infielder de reserva, Hank Schenz, le dijo a Durocher sobre cómo solía esconderse en el marcador de Wrigley Field y espiar las señales del receptor cuando estaba con los Cachorros, y, por cierto, todavía tenía el alto El telescopio Bryan Soderholm-Difatte”.

Los jugadores de toda la liga sospechaban que los Cachorros usaban el marcador de Wrigley Field para atrapar las señales de otros equipos. Hablando con el lanzador de los Dodgers de Brooklyn, Carl Erskine, en 2011, confirmó por qué los Dodgers sintieron que algo extraño estaba sucediendo en Windy City (la Ciudad de los Vientos: Chicago).

Solíamos pensar en Chicago, con ese marcador en Wrigley Field donde solían colgar los números, hay grandes aperturas. Esos tipos probablemente robaron señales del marcador; nadie lo ha comprobado nunca. Una mirada a los registros de juego de Schenz después de que Durocher puso en marcha su plan confirmó dónde los Gigantes más lo necesitaban. Solo hizo dos apariciones rápidas después de que tramaron su plan, sirviendo como la mano derecha de Franks en su operación de relevos. El lanzador de los Brooklyn Dodgers, Ralph Branca, compartió cómo su compañero de equipo de los Tigres de Detroit, Ted Gray, lo alertó sobre el papel de Schenz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

GIPHY App Key not set. Please check settings

“Chicharito” será el jugador mejor pagado de la MLS

Atlético de Madrid quiere a Cavani; el PSG lo deja fuera de otra vez